jueves, 20 de octubre de 2011

Colección Las Ofrendas. Libros de Poemas. LANZAMIENTO, Octubre 19, 2011. NTC ... Cubrimiento.

.


Publica y difunde: NTC …* Nos Topamos Con
.
En construcción.
-
Actualización y seguimientos a Dic. 19, 2011.
Reseña y texto en Arcadia No. 76, Dic. 16, 2011. Pág. 30. 
Por Santiago Espinosa. 
.
 Click derecho para abrir la imagen y ampliarla en una nueva ventana. O click en esta dirección: 



++++
Publicado el: 2011-12-23 en  ARCADIA, IMPRESA (virtual).
 http://www.revistaarcadia.com/libros/articulo/la-apuesta-no-vende/26833

-----
.
Carátula de la revista. 
Click derecho para abrir la imagen y ampliarla en una nueva ventana. O click en esta dirección: 
http://3.bp.blogspot.com/-FyHR_kBHhK8/Tu_vxw21WqI/AAAAAAABxxA/o6R4hdHqI2s/s1600/Las+ofrendas+en+Acadia+Dic+16+2011+cara+.jpg (Click estando allí para ampliarla)
++++
---

Colección Las Ofrendas
Libros de Poemas
LANZAMIENTO
Cali, Octubre 19, 2011
.

EDICIÓN VIRTUAL DE LOS LIBROS COMPLETOS
----
Detalles editoriales
(Los enlaces son de NTC ...)
.
Santiago de Cali, septiembre de 2011
Rector Universidad del Valle: Iván Enrique Ramos Calderón
Decano Facultad de Humanidades: Darío Henao Restrepo
Director Escuela de Estudios Literarios: Juan Julián Jiménez Pimentel
Director Programa Licenciatura en Literatura: Héctor Fabio Martínez
© Colección Las Ofrendas
Consejo editorial: Julián Malatesta, Fabio Martínez y Cristina Valcke
Derechos: © Cada autor y © Escuela de Estudios Literarios, Universidad del Valle
Ilustración de carátula: Pedro Alcántara Herrán
Fotografía: Mónika Herrán
Diseño, diagramación e impresión: Unidad de Artes Gráficas, Facultad de Humanidades, Universidad del Valle.
----
* Nuestro registro e invitación en:
* 19 de Octubre, 2011, Cali, 5:00 PM
.

.

-- Colección de Poesía “Las ofrendas”, edición Escuela de Estudios Literarios, Facultad de Humanidades, Universidad del Valle, (Octubre 2011). Recital. Presenta: Julián Malatesta.Poetas, entre otros: Marga López Díaz, Mery Yolanda Sánchez, Cristina Valcke, Ángela Tello González, Álvaro Bautista y Orlando López. Copa de vino. Entrada libre. AFICHE. Evento en el Marco de la Feria Internacional del Libro Pacífico, Cali. LUGAR: BIBLIOTECA DEPARTAMENTAL, Salón Rojo. Los otros poetas incluidos se presentan el 20 de Octubre. Fuente: Aquí, Matriz (Jorge Isaacs). Poetas incluidos y carátulas de los libros, click AQUÍ.
++++
-
EL EVENTO:

Para siempre, hermano mío, hola y adiós.
Catulo (101,10)
-
.
Julián Malatesta presenta el evento y a los poetas (en la mesa)
VIDEO (10:23 min):
Colección Las ofrendas. Poesía. U. del Valle. Lanzamiento. Interviene Julián Malatesta


Al final de este video, se incluye la presentación del poeta Ómar Ortiz, el primero que leyó (video más adelante).

Click sobre la imagen para ampliarla e ir al álbum.
-
-
---


----
FOTOGRAFÍAS. NTC ... ÁLBUM

.
Fotografías y multimedia: María Isabel Casas R. , de NTC …
++++
.
LA LECTURA de PRESENTACIÓN de CADA POETA. Por Julián Malatesta.
LECTURA DE POEMAS por cada Poeta. Diez poetas (de 15 publicados)
(Click sobre cada título para ver el video)
-


Colección Las ofrendas. Poesía. U. del Valle. Lanzamiento. Marta Patricia Mesa lee sus poemas

-
Colección Las ofrendas. Poesía. U. del Valle. Lanzamiento. Mery Yolanda Sánchez lee sus poemas

-
Colección Las ofrendas. Poesía. U. del Valle. Lanzamiento. Orlando López Valencia lee sus poemas

-
Colección Las ofrendas. Poesía. U. del Valle. Lanzamiento. Álvaro Bautista-Cabrera lee sus poemas

-
Colección Las ofrendas. Poesía. U. del Valle. Lanzamiento. Cristian Valcke lee sus poemas

.
Colección Las ofrendas. Poesía. U. del Valle. Lanzamiento. Marga López Díaz lee sus poemas

-
Colección Las ofrendas. Poesía. U. del Valle. Lanzamiento. Julián Malatesta finaliza el evento

++++

Publica y difunde: NTC …* Nos Topamos Con

De navegaciones-e en nuestro "potrillo a vela" ( 1 ),


sábado, 15 de octubre de 2011

III Festival Universitario de la imagen y la palabra. UCEVA, Tuluá. Octubre 10 al 14, 2011. NTC ... Registros.

--
Publica y difunde: NTC …* Nos Topamos Con
---
Conversatorio sobre la poesía colombiana (10 am) .
Participaron: Darío Jaramillo Agudelo, Santiago Espinosa y Julián Malatesta. Moderó Ómar Ortiz.
-

*** 14 de Octubre, 2011, Tuluá (Uceva), 10:oo AM y 7:00 PM.

-- Conversatorio sobre la poesía colombiana (10 am) . Participaron: Darío Jaramillo Agudelo, Santiago Espinosa y Julián Malatesta. Moderó Ómar Ortiz. 7 p.m. Lectura de poemas por los mismo invitados. En el marco del III Festival Universitario de la Imagen y laPalabra. UCEVA, Tuluá, Valle, Colombia. Centro Cultural Gustavo Álvarez Gardeazábal. Octubre 10 al 14, 2011

+++++

-

CENTRO CULTURAL GUSTAVO ÁLVAREZ GARDEAZÁBAL

.
.

.

.
Los poetas participantes
Santiago Espinosa, Julián Malatesta y Darío Jaramillo Agudelo ( en el orden en que intervinieron)
.

.

.

--

El moderador

Ómar Ortiz Forero
VIDEO:
-
Intervenciones y conversatorio
.
INTERVENCIONES. VIDEOS:
-

.
Más adelante, mensaje (Oct. 17, 2011) y texto de Santiago Espinosa, sobre el evento y su sobre intervención.
"... Les agradezco si pueden ntcear estas palabras. Espero aclaren mejor mis ideas de lo que pudo mi timidez aquel día. ..."
.

.

.
-
Álbum fotográfico
.

Fotografías y multimedia: María Isabel Casas R. , de NTC …

++++

Próximamente: otros videos, audios, información, enlaces, ...
+++++

MENSAJES, COMENTARIOS y APORTES (En orden cronológico de recibo)

NTC ... Nota:
"En esta alegre conversación" han participado, entre otros:
Santiago Espinosa, Julián Malatesta, Darío Jaramillo Agudelo, Ómar Ortiz, Armando Romero, Helena Araújo,
Orlando Ramírez Casas, Eduardo Escobar, Sigifredo Pineda Pimentel, ..., varias personas que asistieron al conversatorio y ...
Sus intervenciones y textos están en este blog.
-
Gracias para todos. Esperamos otras participaciones, y la suya amable lector.

.

De ARMANDO ROMERO *

Para NTC … Nos Topamos Con … http://ntcblog.blogspot.com , ntcgra@gmail.com . Cali, Colombia.

Fecha Cincinnati, Ohio, 16 de octubre de 2011, 18:29

Asunto: Conversatorio sobre la poesía colombiana. Una respuesta.

Amigos de NTC … :

Quiero dejar en claro algunos puntos un poco obscuros en el Conversatorio sobre la poesía colombiana, que eneteciaron.

Acabo de ver y oir las palabras de Julián Malatesta, Darío Jaramillo y Santiago Espinosa en el Conversatorio sobre poesía colombiana. Todo esto gracias cubrimiento publicado por NTC … , la maravilla creada y sostenida por Gabriel y María Isabel. Me gustó mucho la intervención del primero, didáctica y precisa. Sin embargo no estoy de acuerdo en la periodización que hace en la década del 60.

Primero debemos recordar que el nadaísmo surge en Cali en 1958; todavía no existe la revolución cubana establecida, los beatniks están de pantalón corto, aunque ya Ginsberg leyó Howl en San Francisco, pero los Beatles no existen tampoco. El nadaísmo preludia estos movimientos. En cuanto a América Latina, los del Techo de la Ballena son de la década del 60, 1962-3, los Tzántzicos, de la misma época, así como El Corno Emplumado, etc.

Por lo tanto el nadaísmo es anterior a los poetas de la “Generación desencantada o sin nombre”, que surgen a finales de la década del 60, como reacción contra el nadaísmo. El mismo Darío Jaramillo lo dijo acá en una charla en USA donde yo estaba presente. Poetas que surgen en esta época y que no tienen que ver con el nadaísmo serían Giovanni Quessep y Jaime García Maffla, por ejemplo.

Darío Jaramillo, Cobo Borda, María M. Carranza son posteriores al nadaísmo. Ellos adoptan una postura “nadaísta” pero oficial. Su proyecto es reconquistar el poder del campo literario poético para el centro, Bogotá. Darío se apoderará de la dirección cultural del Banco de la República, María Mercedes funda y dirige la Casa Silva y Cobo se alía con los gobiernos como embajador, agregado cultural, secretario de la presidencia, etc. El proyecto de ellos es político, de control. Lo que digo lo confirmé yo en esa charla con Darío Jaramillo en Lexington. Por otro lado, es bueno que notes que Darío Jaramillo, al referirse a los nadaístas dice que son unos burgueses que hicieron fiestas en la casa de las señoras ricas. Eso va totalmente en contra de la verdad histórica. Los nadaístas son de las clases bajas, y a lo más, clase media. Vienen algunos de pueblos pequeños, o de barrios obreros. No hay nadie del nadaísmo que perteneciera a la burguesía, a la que si pertenecen Darío Jaramillo, Cobo y María Mercedes Carranza. Como se ve, es una jugada política para descalificar al nadaísmo. Y el problema en Colombia es que no hemos fijado una buena historia literaria para acabar con los entuertos que sólo sirven para confundir mientras se logran afirmar algunos en cierto poder literario.

Buena charla, de todas maneras. Lástima que Santiago Espinosa no lograra concretar sus ideas y divagara alrededor del punto central: la posición conservadora de las nuevas generaciones, producto del desencanto de las vanguardias y las postvanguardias, de las revoluciones, de los cambios frustrados, etc.

Cordialmente, Armando Romero*. **

(* NTC ... enlace sobre Armando Romero : http://ntc-narrativa.blogspot.com/2011_04_27_archive.html )

** Ver nuevo mensaje y texto más adelante.

.

De Helena Araujo *

Para: Armando Romero . CC: NTC ... ntcgra@gmail.com

Fecha, Suiza, 17 de octubre de 2011, 06:40

asunto Re: DE: ARMANDO ROMERO .... . Re: Conversatorio sobre la poesía colombiana . Una respuesta.

Querido, querido Elipsio:

Acabo de encontrar en mi Mac Intosh tu página sobre la charla de Julián Malatesta, Darío Jaramillo y Santiago Espinosa en el "Conversatorio sobre poesía Colombiana". Desde estas alturas helvéticas te aplaudo! Bravo por tu lucidez y tu entusiasmo, por tu urgencia de decir la verdad en torno a un movimiento como el nadaísmo, que vivimos de cerca desde sus gérmenes. Y además de nombrar a los nadaístas ( reconocidos), mencionas a María Mercedes Carranza y la identificas como una gran poeta, promotora de una organización y un movimiento. En cuanto a tu clasificación de los nadaístas, tienes razón; son de pueblos pequeños y de barrios obreros. Hay que aplaudirlos. Yo sigo aplaudiéndote, Armando Elipsio. Y sigues siendo para mí El Poeta de Vidrio y el habitante de La Casa de los Vespertilios, pupilo de "mayores" como Alvaro Mutis.

Un abrazo, Helena Araújo*


.

De Orlando Ramírez Casas *

Para: Mi lista de correos

CCO ntcgra@gmail.com

Fecha: Medellín, 17 de octubre de 2011, 04:38

Asunto Una respuesta a la respuesta de Armando Romero


Hola, jóvenes:

Del texto escrito por don Armando Romero, que aparece abajo, tomo esta frase: "Primero debemos recordar que el nadaísmo surge en Cali en 1958". No lo culpo. Garciamarquezmente no lo culpo: "Las cosas no son como sucedieron, sino como uno las recuerda" (Vivir para contarla).


Es verdad sabida y reconocida que el Movimiento Nadaísta (nombre que no le pusieron ellos), del Nadaísmo y sus nadaístas fue iniciado, puesto que en su caso no se puede hablar de "fundación", por Gonzalo Arango, nacido en Andes (Antioquia); y sus reconocidos amigos en Medellín: Jaime Jaramillo Escobar (X504), Eduardo Escobar, Alberto Escobar, Jaime Espinel, Darío Lemus, etc. como producto de sus lecturas de Sartre, Camus, y otros; y de sus conversaciones de esquina sobre esos temas, y de sus poemas revolucionarios y contestatarios.

No lo culpo, digo, puesto que es cierto que los nadaístas (que ya se habían autofundado) viajaron a Cali donde hicieron gran amistad con algunos caleños que se adhirieron al movimiento y entre ellos los más reconocidos fueron Jotamario Arbeláez y Elmo Valencia. Se reunían, me parece recordar, en el Café Bemoka del centro de Cali, muy cerca de la iglesia de La Ermita. Tuvieron simpatizantes y adherentes en otros lugares, como el manizaleño Humberto de la Calle Lombana; y hasta gurúes, como el filósofo otrapartiano Fernando González, pero no hicieron parte, creo, de la plantilla oficial o sancta sanctorum del Nadaísmo. Hasta ahí lo que creo saber, pero doctores tiene la sagrada ciencia nadaísta que sepan responderlo.


Lo que sí me parece muy curioso es que las conversaciones de unos muchachos que se reunían en esquinas del Parque de Bolívar de Medellín, y en el Café Metropol, y en el Salón Versalles, y juniniando por ahí; que desencadenaron en un par de hechos irreverentes que escandalizaron a la pacata sociedad de entonces, que escribieron y publicaron poemas en revistas del montón por esa época, trasciendan hasta más allá de sus muertos y de sus supervivientes como "movimiento" reconocido y recordado y hasta admirado por nuevas generaciones de muchachos que no saben siquiera que existió una tertulia denominada "La Bastilla" que presidía un señor de bigote llamado Tomás Carrasquilla. Los abuelos de los muchachos de ahora recordamos que don Tomás y sus amigos se reunían en ese lugar, y recordamos que eran gente distinguida que dejó huella en el arte y la literatura, pero no sabemos ni podemos saber de qué hablaban porque esa era una tertulia para hablar de todo, mientras que los nadaístas se convirtieron en movimiento porque tenían en conjunto una filosofía gracias, creo, al denominado profeta Gonzalo Arango que los aglutinó alrededor de sus ideas. Eso fue algo que sucedió en los años de la década de 1950... en Medellín.

ORLANDO RAMÍREZ CASAS * / ***

(* NTC ... enlace sobre Orlando Ramírez Casas : http://ntc-narrativa.blogspot.com/2009_09_09_archive.html )

/ *** Ver nuevo mensaje y texto de Armando Romero más adelante.
----
.

De: Orlando Ramírez Casas

Para NTC ntcgra@gmail.com

Fecha 17 de octubre de 2011, 10:39

Asunto Aclaración necesaria

El poeta Eduardo Escobar me ha enviado una nota que aporta al acerbo de información sobre los comienzos del Nadaísmo y considero importante anexar a mis reflexiones sobre ese tema. Cordial saludo.

De Eduardo Escobar *:

Gracias, hombre Orlando, por tratar de corregir la versión de que el Nadaísmo surgió en Cali en 1958. El Nadaísmo, en su germen, puede datar del 57 en la Cafetería Donald, que entonces, según recuerdo, quedaba en Junín con Colombia. Allí se reunían Gonzalo y Fabio, primo suyo; Rafael Arango, y su mujer Marta Isabel Obregón; Alberto Escobar, Amilcar Osorio... y allá fimos cayendo los demás. Habrá qué ver la fecha de la publicación del primer manifiesto nadaísta en la Tipografía Amistad, que quedaba por los lados de la Estación Villa. Lo que sí ocurrió fue que la idea del movimiento, como movimiento, surgió en el espíritu de Gonzalo en su exilio caleño... Pero no era nada claro, nada que tuviera muy redondo todavía en su cabeza... Los poetas caleños aportaron al nadaísmo un cierto aire... que le dio brillo pero lo puso a veces en peligro de diluirse en mera vitrina. Pero esas cosas importan poco... Lo que sí debes corregir en tu reflexión es el nombre de Jaime Jaramillo Escobar... Jaime, aunque había sido compañero de Gonzalo en la infancia en Andes... se reencontró con su amigo en Cali... UN amigo que amó siempre con un amor fraternal... El nadaísmo debió llegar a Cali como movimiento, cuando ya tenía cuatro o cinco años de nacido... Pues recuerdo que yo no pude ir a Cali con la pandilla, porque me encontraba preso en el reformatorio Escuela de Trabajo San José... en Fontidueño, Bello... Te mando un abrazo.

Eduardo Escobar * / ***

* NTC ... enlace sobre Eduardo Escobar: http://ntcpoesia.blogspot.com/2011_08_30_archive.html

/ *** Ver nuevo mensaje y texto de Armando Romero más adelante.

-----
.

From: Sigifredo Pineda Pimentel , pinedapimentel@gmail.com (Suscriptor de NTC ...)

Date: Bogotá, Mon, 17 Oct 2011, 08:06

Subject: “Conversatorio sobre la poesía colombiana”. Entuertos.

To: NTC ... ntcgra@gmail.com

Amigos de NTC … :

Vi en su publicación “Conversatorio sobre la poesía colombiana” este comentario de Armando Romero: "una buena historia literaria de Colombia para acabar con los entuertos que sólo sirven para confundir mientras se logran afirmar algunos en cierto poder literario."

No quiero dejar pasar la ocasión para decirles que uno de esos entuertos es el de haber borrado totalmente, óigase bien, totalmente, el nombre de Harold Alvarado Tenorio del libro Historia de la poesía colombiana - seguida de Un panorama de las tres últimas décadas - reeditado por la Casa de Poesía Silva bajo la dirección del actual director - quien dio la orden de borrarlo - en diciembre de 2009, el cual apareció para el público el año pasado

Creo que las enemistades literarias no dan mérito para que una persona se adueñe del legado literario -borrándolo o exaltándolo- que nos corresponde a todos, y que como la lengua, es de todos.

No tengo ánimos ni salud psíquica para pelear con nadie, hago este comentario sin pretensión alguna.

Cordialmente,

Sigifredo Pineda Pimentel

---

De SANTIAGO ESPINOSA

Para NTC ,

fecha: 17 de octubre de 2011, 12:18

asunto Sobre Tuluá y sus debates

Amigos de NTC …, espero que todo ande bien. Agradecido y abrumado veo que registraron nuestras intervenciones en la charla de aquella mañana. Y las han hecho circular por su magnífico blog, propiciando un debate del mayor interés en torno a nuestros poetas y sus búsquedas. Estoy agradecido, porque realmente han logrado darle un eco a nuestras preocupaciones, un merecido cubrimiento a ese extraordinario encuentro que ha hecho Ómar Ortiz en la ciudad de Tuluá. Abrumado al ver la dispersión y el caos de mi propia intervención, resultado de mi conocida timidez para hablar en público y más cuando se trata de responder en el vacío a una pregunta tan compleja, que de alguna u otra forma cifra una vida.

Porque no es fácil hablar con palabras claras sobre el desgarramiento de mi generación. A nosotros nos tocó en suerte un diálogo en el vacío. Un país que huye de sí mismo en la herida lo irrealizado. Antes que aventuras, grupales o individuales, a nosotros nos ha tocado en suerte una conversación entrecortada con los fantasmas.

Fantasma de lo que fuimos y en secreto envilecimos. Fantasma de todo lo que pudimos ser, pero que a contramarcha de nuestros poetas, siempre respondiendo a las violencias con la alegría de sus lenguajes, conjurando lo inconjurable, se terminó por desterrar o asesinar. Al lado del amor y la alegría, nos hemos encontrado siempre con un millón de muertos. Cada palabra lleva el fardo de un centenar de desilusiones. Y en ellas, como el que trueca calaveras por lámparas, nos hemos asomado poetas como Lucía Estrada y María Clemencia Sánchez, Robert Max Steenkist o Felipe García Quintero. Tratando de rescatar algo vivo que nos permita una suerte distinta al envilecimiento o al suicidio, algo que nos ayude a quedarnos, cuando todas en nuestra generación, decepcionados de utopías en un gesto vergonzoso, arrinconados en un país que ha terminado por desterrar al pensamiento, han tomado la decisión de irse sin pensar en los regresos.

Y hemos visto en Luís Vidales la posibilidad de un juego en los reversos, un país que nunca realizamos, y que pasó de la trasgresión de los valores a una ronda de los fantasmas y las víctimas. Asombrados, hemos visto en Aurelio Arturo la posibilidad de un nuevo comienzo, en el amor y en las palabras, una palabra que cure al mismo tiempo que rememora. En los poemas de la violencia de Charry una suerte de ética verbal, que nombre los horrores sin lacerarse por dentro, que busque en el lenguaje un talismán sin olvidarse de los olvidos que ocurren fuera. En Gaitán Durán una aventura de la reflexión, de la razón a la luz, un largo aprendizaje para aprender a morirnos de otra muerte. En Rojas Herazo una amplia ceremonia para el cuerpo, en sus cotidianidad y en su milagro, en la inocencia, cuando el país ha decidido matar a la muerte a motosierras, olvidándose de los principios. En Álvaro Mutis el ejemplo alarmante de lo que comenzó como el rescate sensorial de las palabras, de cara a la naturaleza, y terminó en la renuncia a cualquier posibilidad poética de nuestros territorios.

A pesar del fascismo de Carranza, en sus poemas finales nos ha sorprendido un sentimiento del tiempo, una conversación con los amigos muertos que no entiende de escorias católicas ni de desprecios nacionalistas. A pesar de lo desigual de Mario Rivero, en sus libros también hemos visto la posibilidad de reinventarnos en las palabras cotidianas, de jugar a ser otros entre viajes y ciudades, relatos. Y hemos ayudado a rescatar a poetas como Carlos Obregón y Oscar Hernández, a Oscar porque en sus palabras amigas estaría todo el amor por los otros que nuestras ciudades laceraron. Carlos Obregón nos ha recordado la importancia del misterio en nuestras vidas, que en el poema hay una especie de geografía interior donde podríamos entender el flujo líquido de nuestros tiempos convulsionados.

Del Nadaismo extrañamos esa capacidad para volcarse a la vida. Su actitud de decir que no estamos del todo muertos para las aventuras del presente, y así hemos leído los duros pero bellos poemas de X 504 o los lúcidos ensayos de Armando Romero. Pero al poema le pediríamos más, especialmente ahora cuando sólo en sus músicas podemos encontrar la insumisión. Entendemos ahora que el peligro del escándalo es convertirse en la horrenda caricatura de lo que se pretendía escandalizar, y el vergonzoso ejemplo de un Eduardo Escobar uribista es una advertencia peligrosa. Queremos un poema que tenga fundamentos sin ser fundamentalista. Algo que impida que el niño que fuimos nos mire con rabia.

Ya en los poetas más cercanos nos admira la escritura de José Manuel Arango, el silencio de sus grafías nocturnas que nos recuerdan, en sus dioses y en sus espejos, que en las palabras existe un acto ritual, una sobrenaturaleza a falta de ciudades con alma y de una naturaleza sin extinción. Celebramos que un poeta como Giovanni Quessep haya encontrado en nuestro mismo exilio –que es un exilio heredado-, la posibilidad de un encanto con las palabras. Un encanto del reencuentro, con las voces y los paisajes de un pasado extraño, reencuentro con el encanto en unos poemas que no han dejado que la violencia haga de sus verbos cuchillos. En María Mercedes Carranza la posibilidad de ser como personas, aún en el miedo y bajo la violencias cotidianas, aún con el verbo amordazado. Y nos duele su suicidio como si fuera el suicidio de una comunidad entera. En Roca, quizás más que en ningún otro poeta, encontramos una aventura que merece vivirse siempre que haya un muchacho con un cuaderno, alguien que pueda imaginar en los presidios lejanías y ventanas, un cuadro donde quepa la alegría de un universo.

Con la misma actitud nos hemos negado a pensar que nuestra tradición sea una poesía de pobreza. Más que pobreza, lo que ha habido entre nosotros es una arraigada costumbre del desprecio. Y con este cuidado, tratando de ver lo que hay allí, hemos leído los trabajos de poetas más recientes como Mery Yolanda Sánchez y Romulo Bustos, Omar Ortiz y Horacio Benavides, Piedad Bonnett, Santiago Mutis Durán, Luís Aguilera y muchos otros más.

Nuestra escritura ha sido nuestro único exilio meditado. La realidad ya parecía derrota desde el principio, envilecida su cultura popular, academizada la escritura hasta el lugar donde no caben los rostros. Quizás ha sido por eso que hemos vuelto a nuestros poetas, para tratar de hacer de estos lenguajes huecos, corroídos en la conversación de todos los días, aderezados en la lengua del verdugo y en la muerte a cuotas del especulador, en la televisión idiota, una canción amorosa que nos rescate del vértigo. Y hablo de una canción porque ya estamos hastiados del ruido y de las bombas. De la palabrería feliz y las retóricas de la renuncia. Ni el espectáculo ni el desprecio es alimento suficiente para nosotros.

Hay generaciones que se han exiliado en sus búsquedas particulares, haciendo oídos sordos a lo que ocurre en la calle. Pero a nosotros la ciudad se nos ha venido encima con sus fracasos, más que sobre ella o por amor ella, hemos escrito a su pesar. Y entonces nos volcamos a los árboles y a los libros para tratar de entender, seguir viviendo en el asombro. Otras generaciones vieron en los poemas una piedra de toque para encontrar el agua de la vida. Pero nosotros nunca contamos con lectores que quisieran conversar o armar revoluciones, ya había tomado el camino de la huida mucho antes de que llegaran nuestras palabras.

Pero seguimos resistiendo, acaso porque nos negamos a pensar que en el unanimismo y el fracaso, en el destierro y las violencias, desaparezcan todas las máscaras de la persona humana. La posibilidad de otro país en sus lenguajes.

Les agradezco si pueden ntcear estas palabras. Espero aclaren mejor mis ideas de lo que pudo mi timidez aquel día.

Un gran abrazo, gracias de nuevo.

-----

De ARMANDO ROMERO *

Para ntcgra@gmail.com

Fecha : Cincinnati, Ohio, 17 de Octubre de 2011, 18:07

Asunto: Saludable debate. El “surgimiento” del nadaísmo. Desarrollos. Poetas.

Amigos de NTC …

Me siento muy contento de que un saludable debate se haya despertado con relación al Conversatorio en Tulua sobre poesía colombiana. Debo aclarar que cometí un error al señalar el "surgimiento" del nadaísmo en Cali. Si bien es cierto que la candela nadaísta se prendió primero en Medellín, fue en Cali donde Gonzalo Arango, exiliado en la casa de Hernán Nicholls, el publicista, escribió en 1958 su famoso primer Manifiesto Nadaísta, y con él fue a reconquistar Medellín. Gonzalo estaba en Cali, luego de una temporada en Chocó, huyendo de un posible linchamiento ya que como adscripto al MAN, movimiento rojaspinillista, a la caida de Rojas Pinilla su situación se tornó muy peligrosa.

Pocos meses después de empezar el nadaísmo en Medellín, ya en 1959, regresa a Cali (no varios años después como señala Eduardo Escobar), y allí se une a Jotamario Arbeláez, Jaime Jaramillo Escobar, Dukardo Hinestroza y Alfredo Sánchez entre otros. Elmo Valencia según tengo entendido aparecerá después. En lo que a mi respecta me acerco al nadaísmo hacia finales de 1960, comienzos del 61.

Aunque esto dirime un poco la pelea regional, creo que acentúa un hecho importante: el nadaísmo es un movimiento de provincia. Es la primera vez que un movimiento cultural, por así decir, emerge en la provincia colombiana y se toma el país. Otras agrupaciones, como la de los Panidas en Medellín o la de La Cueva en Barranquilla, son bien importantes, pero no trascienden a nivel nacional, desde el punto de vista de movimientos literarios. Sólo son sus integrantes los que nos darán algunos de los mejores poetas y prosistas colombianos. El hecho de que el movimiento nadaísta es un movimiento provinciano es muy importante, y podrá estudiarse cuando nuestros muchachos empiecen a hacer análisis verdaderamente académicos de los campos literarios en Colombia. No improvisar el estudio de la poesía colombiana como lo han hecho nuestros "acomodados" críticos de la "pobreza". Hay que incluir aquí la lamentable Historia de la Poesía Colombiana, organizada por María M. Carranza, donde sólo se salvan unos pocos ensayos.

Es interesante que estemos debatiendo en Colombia todavía la importancia o nó del nadaísmo, cuando en otros países estos movimientos de vanguardia de los 60 ya están bien clasificados y estudiados. Yo creo que esto se debe a varios factores:

Primero, el nadaísmo, gracias a la labor incansable y loable de Jotamario, ha continuado vivo. Tan vivo que hoy mi Antología del Nadaísmo, publicada por la Biblioteca Sibila en España, es uno de los libros más vendidos por esta editorial, no sólo en España sino en México y Argentina, sin decir Colombia donde su buena venta es obvia. Segundo: El nadaísmo era un atentado contra el establishment literario colombiano, especialmente para los que se sentían herederos de la "tradición de la riqueza". Tercero: Como resultado de esto el nadaísmo tiene que ser negado y hay que descalificar a sus integrantes. Una manera fácil pero inteligente de desintegrar el movimiento es señalar un Buen Poeta y descalificar a los demás. Se entroniza así la figura de Jaime Jaramillo Escobar como el Gran Poeta del nadaísmo (título que a él personalmente no le interesa para nada). Todos los otros poetas son descalificados, como si el nadaísmo hubiera sido una escuela literaria, con una medida poética para sus integrantes. Nada más lejos de la realidad, cuando los nadaístas tienen cada uno una estética diferente.

Si se mira bien, se podría incluir fácilmente como poetas del nadaísmo a Juan Manuel Roca, quien estuvo bien cerca del movimiento a finales de los 60, y Elkin Restrepo, quien estuvo cerca un poco antes. Ahora bien, ¿por qué nadie discute la estética y la calidad de estos poetas? La respuesta es clara, no figuraron dentro del nadaísmo, por lo tanto no son descalificables. Esta es también la razón por la cual Mario Rivero hasta sus últimos días seguía insistiendo que no lo afiliaran para nada con el nadaísmo, cuando la verdad es que Mario fue impulsado por Gonzalo y por los nadaístas, y mucho debe la visibilidad de su primera obra poética, la mejor, a los nadaístas. Mario pensaba que la posteridad estaba en manos de la "Generación sin nombre".

Corolario: el nadaísmo continúa siendo una cosa abominable, como me decía un profesor de mi colegio en Cali, por la sencilla razón de que todavía es una espina en el sitio donde tienen que sentarse algunos de los que escriben la "bella" poesía colombiana, y es buena hora de que los poetas jóvenes empiecen a abrir los ojos, se dejen de estar pensando en la gloria postmodernista, y se dediquen a comprender y estudiar bien nuestra tradición literaria, a reescribir esa historia, aunque esto signifique que empiecen por criticar también mis libros, ¿por qué no?

Cordialmente, Armando Romero

-----

De Julián Malatesta

Para "NTC ..."

Fecha Cali, 17 de octubre de 2011, 22:05

Asunto Derivaciones y desarrollos del “Conversatorio sobre la poesía colombiana”, UCEVA, Tuluá. Oct. 14, 2011. Esta alegre conversación. Debate. Mi manifiesto.

Apreciados NTC …

Como siempre este medio que se inventaron alborota el cotarro y nos alista a una conversación que anhelamos y que a veces es difícil de consagrar por los medios habituales.

A mi me parece que la periodización es un recurso inocuo si no ayuda a configurar un ámbito histórico que supere la soberbia de los nombres situados por encima de su entorno social, cultural y político. Tal como se está presentando esta alegre conversación, conduce a que se gestionen reclamos sobre quién estuvo en el lugar, quién llegó primero, quién llegó después, en que esquina de barrio o ciudad se encontró, de qué bar salieron los primeros infundios, insultos o declaraciones, y eso no sería grave, si no es porque exonera de responsabilidad a unas elites locales y nacionales que regentaron la dirección del Estado y la sociedad en esos períodos y que condujeron al país a esa oscuridad que no termina, y donde se agita el comercio de la sangre, el despojo, el robo del territorio y la lapidación pública a aquellos que han tenido el valor de señalar y advertir el aciago destino de nuestro país.

En este ámbito es que me parece justo situar a los nadaístas, someterlos a crítica, tanto en su dimensión estética como en su caótico devenir político, reconociendo su valor, su temeridad para enfrentar en situación como diría el propio Armando, la adversidad de este pedazo de tierra que nos tocó en suerte. Recuerden "La elegía a Desquite" de Gonzalo Arango, o esa estremecedora crónica sobre la masacre de los indígenas de Planas Tolima; y en el terreno literario ese bello texto escrito a propósito de la muerte de André Bretón. Del mismo modo la capitulación, la entrega al establecimiento, el sacrificio de la libertad por el aplauso fácil y la efímera prebenda que algunos de sus protagonistas exhiben en agazajos, coteles y pequeños aquelarres donde se tramita la deshonra y la genuflexión. Pero independientemente de estas pequeñas peripecias de la condición humana, la poesía colombiana hay que leerla con el barro que moldean los creadores y con el fango que pisan sus orfebres, hay que leerla con el júbilo cuando celebramos el poema y con el desaliento que produce el desarraigo y la falta de encuentro en un país que se construye a diario en plena demolición.

Por eso comparto la posición de Santiago Espinosa, quien ha enviado un texto fuerte y desolador cuando habla de su generación, pero también es un texto valiente, que señala sin dobleces sus puntos de vista. Ese es mi intento, quizá no fue suficiente y en ese improvisado coloquio pague uno el tributo de haber producido olvidos imperdonables. Por eso, amigos de NTC …, les estoy enviando un documento que es mi manifiesto* para esta sabrosa contienda con la palabra.

Cordialmente, Julián Malatesta*

* LA GLORIA DE ESTE PAÍS NO SON SUS POETAS, SON SUS CATÁSTROFES MILITARES

Por Julián Malatesta *

Profesor Titular: Escuela de Estudios Literarios, Universidad del Valle

Ponencia presentada en el marco del Segundo Congreso de Poesía en Lengua Española desde la Perspectiva del Siglo XXI, convocado por el Instituto Caro y Cuervo del 13 al 17 de agosto de 2.001, Bogotá Colombia.

15 páginas. NTC ... Edición virtual. Ver:

La gloria de este país no son sus poetas. Julian Malatesta 2001.doc

https://docs.google.com/document/d/1cmbqTtYza1fM5_4H3rvcLz7-cyk1zm_qyE1QLWdu6fs/edit?hl=en_US

* NTC ... enlace sobre Julián Malatesta http://jumala-ntc.blogspot.com/

++++++.

*** NTC … ENLACES y COMPLEMENTACIONES:

Ensayos (algunos) de Santiago Espinosa sobre Poetas colombianos:

.

Luís Vidales o el siglo subvertido

http://www.hojablanca.net/botellas-de-naufrago/luis-vidales-o-el-siglo-subvertido/

.

Aurelio Arturo. Canciones para un nuevo comienzo

http://www.hojablanca.net/botellas-de-naufrago/aurelio-arturo-canciones-para-un-nuevo-comienzo/

---

ALGUNAS DE LAS PUBLICACIONES, hasta la fecha, DE NTC … sobre Poesía colombiana

NTC … POESÍA , http://ntcpoesia.blogspot.com/ . 137 ediciones desde Agosto 2007.

..

NTC … LIBROS DE POESÍA, http://ntc-libros-de-poesia.blogspot.com/ . 96 ediciones desde Mayo 2008

..

659 VIDEOS. CANAL NTC ... en YouTube: ntcvideo , http://www.youtube.com/user/ntcvideo desde Junio 2006

...

NTC … REVISTAS DE POESÍA, http://ntc-revistas-de-poesia.blogspot.com/ . 7 ediciones desde Julio 2010

.

NTC … EVENTOS , http://ntc-eventos.blogspot.com/ . 132 ediciones desde Marzo 2008

...

NTC … AGENDA, http://ntc-agenda.blogspot.com/28 ediciones desde Marzo 2011

---------
+++++
Publica y difunde: NTC …* Nos Topamos Con

De navegaciones-e en nuestro "potrillo a vela" ( 1 ),